miércoles, 13 de julio de 2011

Tan solo una palabra

Nuevamente sentí esa sensación, la misma que había sentido hace varios meses atrás cuando me dijo adiós. Parecía que las agujas del reloj habían hecho marcha atrás y estaba volviendo a vivir uno de los peores días de mi vida. No sabía como hacer para arreglar la pelea, mientras lo intentaba recordaba que esa vez no había podido y eso me desesperaba, me desequilibraba totalmente. Mi llanto aumentaba y mi capacidad de pensar disminuía aun más. Solo tenía una frase en mente: ``esta vez es para siempre´´ Y así quedé frente al ordenador, en medio de la nada, un domingo por la mañana temprano. Esos días en los que no encuentras a nadie, donde era imposible que alguien me ayude o ir a ver a alguien para que me se un abrazo. Momentos en los que te pones a reflexionar: por qué pasa ahora, por qué a mi? Que hice para merecer esto?
Necesitaba un consejo tan solo una palabra. Un maldito hola que me salvara, que me haga sentir que no estaba sola, Que alguien estaba ahí!
Pero no, el reloj volvía a sonar anunciando una nueva hora y yo seguia sin poder dormirme, con todos mis párpados cansados de tanto llorar tratando de olvidar lo sucedido una hora anterior.


Entonces comprendí que me debía de salvar yo misma, que no podía depender de los demás para estar bien. Lo intenté hasta sonriendo falsamente, pero no pude. Claramente si fuese por mi no se si hoy estaríaaquí, escribiendo esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario