domingo, 8 de julio de 2012

La distancia separa cuerpos, no corazones

Hoy quédate. Quédate, quizá porque las palabras sobran, porque no sabemos argumentar todo el daño que nos hemos hecho el uno al otro en todo el tiempo que hemos estado separados. Quédate, aunque a mi ya no me quieras, aunque ahora seas de otra. Quédate, sólo para volver a ver como sonríes, he estado demasiado tiempo sin esa sonrisa. Quédate por todos esos "te quiero" que nos dijimos. Quédate por esas inseguridades de la primera vez que nos hablamos. Quédate por esas noches de insomnio hablando sólo nosotros.Quédate por esos susurros y por esas caricias en la espalda. Quédate por ese daño que nos hicimos, innecesariamente, pero ya hecho. Quédate por cada abrazo que nos dábamos. Quédate por todas esas sonrisas tontas que nos salían a los dos. Quédate por todo lo que fuimos y la distancia no nos dejó ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario